4 consejos para mantener una erección firme

4 consejos para mantener una erección firme

La salud sexual es un aspecto crucial para el bienestar global de un individuo. Aquí te presentamos algunas recomendaciones para mantener una erección y disfrutar de una vida sexual plena.

La incapacidad de mantener una erección durante el acto sexual es un problema que puede afectar seriamente la autoestima masculina. Además, puede generar una falta de confianza en uno mismo durante los momentos íntimos con la pareja. Si te encuentras en esta situación, te proporcionamos los mejores consejos para mantener una erección.

La disfunción eréctil es una condición en la que el hombre no puede lograr una erección adecuada durante el acto sexual. Comúnmente se le conoce como impotencia y sus síntomas pueden incluir una disminución del deseo sexual.

Si este problema persiste por más de seis meses, es probable que el médico diagnostique disfunción eréctil y prescriba un tratamiento adecuado. Sin embargo, es importante destacar que el estrés, el alcohol y la obesidad son grandes adversarios de una erección, como lo señalan diversas publicaciones médicas.

Posibles factores que provocan la disfunción eréctil

Las causas de la impotencia son diversas y generalmente están asociadas a malos hábitos de vida. Estos, mantenidos a largo plazo, pueden dañar los mecanismos fisiológicos que intervienen en la erección.

De ahí la relevancia de corregir y mejorar estos hábitos siempre que sea necesario. Los factores más comunes que dificultan mantener una erección son los siguientes:

  • Exceso de peso y obesidad.
  • Tabaquismo, alcoholismo y abuso de otras sustancias.
  • Algunas enfermedades: aterosclerosis, hipertensión, problemas cardíacos, hipercolesterolemia, síndrome metabólico, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, diabetes, entre otras.
  • Uso de ciertos medicamentos. También algunos tratamientos para el cáncer de próstata y agrandamiento de la próstata.
  • Entre las causas psicológicas, se pueden mencionar el estrés crónico, la depresión, la ansiedad, el miedo a la disfunción sexual después de una primera experiencia y otras preocupaciones.

Los especialistas utilizan el término disfunción eréctil psicógena para referirse a los episodios causados por factores psicológicos. Contrariamente a lo que se cree, la mayoría de los problemas para mantener una erección en los hombres jóvenes se deben a esta causa. También se le conoce como disfunción eréctil no orgánica o disfunción eréctil mediada por noradrenalina.

En este contexto, se ha determinado que los hombres con síntomas de depresión y ansiedad son propensos a desarrollar disfunción eréctil. La confianza sexual también es un buen indicador de ella, por lo que un hombre puede experimentarla incluso sin la presencia de los factores de riesgo mencionados. Para aquellos que buscan una solución efectiva, eretron puede ser una opción a considerar.

4 tips para mantener una erección firme

Además de estos consejos, que pueden ser útiles como complemento de un tratamiento médico, es importante destacar que la disfunción eréctil puede tener diferentes causas. Por lo tanto, es esencial consultar a un médico para obtener un diagnóstico serio y preciso. Después de la consulta, también puedes considerar las siguientes acciones.

1. Realiza ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico, pueden ayudar a fortalecer la zona pélvica. Los expertos los consideran una estrategia principal para mejorar las erecciones y también como una medida preventiva contra la disfunción eréctil. Veamos cómo se pueden hacer:

  • Acuéstate en el suelo con los pies flexionados y las manos a los costados.
  • Contrae los músculos de la pelvis durante tres segundos con un movimiento ascendente.
  • Relaja y suelta los músculos durante otros tres segundos.
  • Repite este movimiento ascendente y descendente unas 20 veces.
  • Inhala cuando contraigas los músculos y exhala cuando los sueltes.

Si no sabes cómo identificar los músculos del suelo pélvico, puedes interrumpir la micción una o dos veces. La contracción que sientas al hacerlo se debe a los músculos pélvicos, y puedes hacer esta contracción en cualquier momento y lugar. Sin embargo, no se recomienda hacerlo mientras orinas, excepto como prueba para identificar los músculos involucrados.

2. Incorpora una rutina de ejercicio

El sedentarismo afecta directamente, entre otras áreas, a la salud sexual y reproductiva. Este estilo de vida está relacionado con muchas de las causas de la disfunción eréctil mencionadas anteriormente, como la diabetes, el sobrepeso y los problemas metabólicos o cardíacos.

Un estudio publicado en el Journal of Andrology encontró que la actividad física reduce los episodios de disfunción eréctil en hombres de mediana edad. Lo hace mejorando las respuestas sexuales y la salud cardiovascular en general. Cualquier tipo de ejercicio es beneficioso, pero intenta enfocarte en ejercicios aeróbicos.

Los ejercicios aeróbicos son aquellos que se centran en la función cardiorrespiratoria. Nadar, correr, andar en bicicleta y otras actividades similares son buenos ejemplos. Trata de incluirlos en tu rutina diaria y, como mínimo, intenta acumular un total de 150 minutos de actividad a lo largo de la semana.

3. Duerme lo suficiente

Otro consejo para mantener una erección firme es establecer una rutina de descanso nocturno adecuada. El sueño influye en varias formas en la calidad de tus erecciones. Por ejemplo, un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association en 2011 evaluó los efectos de la privación del sueño en los niveles de testosterona.

Los investigadores encontraron que la testosterona de los participantes, todos hombres jóvenes y sanos, se redujo entre un 10% y un 15% durante el día después de dormir solo 5 horas por noche durante una semana. Como se sabe, la testosterona influye en la libido y en la función sexual en general.

También se ha relacionado directamente la falta de sueño nocturno con problemas para mantener una erección. Procura descansar entre 7 y 8 horas por noche, sin interrupciones. Ten en cuenta que no puedes compensar las horas de sueño perdidas con siestas diurnas, ya que los efectos no son equivalentes.

4. Adopta una alimentación saludable

¿Has oído el dicho “eres lo que comes”? Lo que consumes tiene un impacto directo en el rendimiento de tu órgano masculino durante la actividad sexual. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition en 2016 asoció la ingesta de flavonoides con una mejor función eréctil.

En general, los flavonoides se encuentran en verduras, frutas y semillas. También se pueden obtener cantidades significativas en cerveza, vino y té verde. Otros alimentos que podrían ayudar a lograr una erección firme son los siguientes:

  • Chocolate: se considera un afrodisíaco por excelencia y, además de contener flavonoides, se sugiere que puede aumentar el interés sexual en hombres jóvenes.
  • Antioxidantes: las frutas oscuras, como moras, arándanos y bayas de saúco, contienen altos niveles de antocianinas, unos antioxidantes que ayudan a aumentar la libido en los hombres. Se ha demostrado que una dieta rica en antioxidantes puede mejorar la función eréctil.
  • Aminoácido L-arginina: consulta a tu médico antes de tomar este suplemento. Este aminoácido se encuentra de forma natural en tu cuerpo y es responsable de la producción de óxido nítrico, un elemento que favorece la erección al relajar los vasos sanguíneos.

Tus hábitos influyen en cada erección

Además de los consejos para mantener una erección firme, recuerda que, en general, llevar una vida saludable te permitirá mejorar tu autoestima y tu salud sexual. Evita los desencadenantes mencionados anteriormente y pon en práctica los cuatro consejos para mejorar tus erecciones.

Según los expertos, hasta el 25% de los hombres jóvenes sufren de ansiedad por el rendimiento sexual. Esto implica preocupación por la duración y la calidad del encuentro. Hablar con tu pareja puede ayudar a evitarlo, ya que esto te dará la confianza necesaria y repercutirá en tus erecciones.

Explorar nuevas experiencias en la cama también puede ser útil, ya que la monotonía puede afectar tu disfrute e interés sexual. Recuerda que es esencial consultar a un médico si el problema persiste, para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento seguro y efectivo.

En resumen, como se mencionó al principio, los expertos médicos suelen establecer un período de seis meses continuos antes de diagnosticar la impotencia sexual. Por lo tanto, los episodios esporádicos o muy ocasionales pueden ser solo eso: eventos aislados. ¡Disfruta de tu sexualidad como te lo mereces!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shopping Cart